Las paradojas de la recuperación de deuda

La recuperación más efectiva es la orientada a ayudar a la gente a pagar en plazo. Cuando se produce un impago, hay tantas alternativas para abordar el problema como tipos de consumidores, desde un mensaje de texto amistoso hasta el extremo opuesto de una reestructuración de deuda.

Es importante tener un socio de recobro que cubra todas las posibles soluciones. Pero incluso los mejores métodos pueden ser inútiles si no se utilizan en el momento o con un fin adecuado.  Conocemos bien a los clientes y podemos contactar con ellos, en el momento más conveniente y con el mensaje más apropiado.

La gestión de créditos es parte de la experiencia de cliente y tiene un impacto relevante en la imagen de marca. Al ser parte del ciclo de la vida de un cliente, debería ser coherente con la experiencia de marca que se ofrece antes y durante el momento de adquisición. Y es que, una factura impagada o un retraso en el pago es una oportunidad para generar fidelidad. Un buen socio para el recobro puede ayudarle a entender el valor a lo largo de la vida del cliente, especialmente, cuando éste se encuentra en un momento difícil.

La mayoría de los clientes pagan a tiempo. Dependiendo del sector, el número de facturas fallidas puede ser tan bajo como un 2 o 3 por ciento. Entonces, ¿cuál es el valor estratégico de un socio para la recuperación de deuda?. El conocimiento profundo sobre qué hay en ese 2-3 por ciento - cómo reconocer y evitarlo sin perjudicar la relación comercial - le ayudará a hacer crecer su negocio con un riesgo menor.

Dependiendo del sector, el número de facturas fallidas puede ser tan bajo como un 2 o 3 por ciento.
Conocemos bien a los clientes y podemos contactar con ellos, en el momento más conveniente y con el mensaje más apropiado.
Conocemos bien a los clientes y podemos contactar con ellos, en el momento más conveniente y con el mensaje más apropiado.

La mayoría de las empresas tienen muchos datos pero no la capacidad interna para poder reutilizarlos en la toma de decisiones. Sólo cuando se comienzan a aplicar métodos analíticos sobre esos datos, junto con otras fuentes, es cuando realmente se puede ver el valor de los mismos. Puede ser una paradoja pero, la verdad es que, se podrían considerar clientes valiosos muchas de esas personas o empresas que se rechazan como clientes por el uso de métodos de análisis poco sofisticados o de modelos de gestión del riesgo anticuados.

Cuando se entienden bien las preferencias y conductas de los consumidores, se conocen mejor, tanto los riesgos asociados al crédito, como sus beneficios. Hable con nosotros para saber cómo puede sacar provecho de la información que posee en su cartera de deuda.