Hablamos de Personas

Para garantizar que el recobro se ajusta a las necesidades particulares de los clientes, trabajamos con el concepto Personas. Cada una de las Personas surge del conocimiento específico que tenemos sobre determinados consumidores basado en datos y hechos sobre sus comportamientos y preferencias

Cada Persona representa a un grupo de consumidores. Está identificada con un nombre e identidad relacionados con las principales características clave del tipo de consumidor que agrupa. ¿Por qué creemos es útil?

Siendo uno de los sectores más innovadores del mundo, el hecho de trabajar con Personas ha permitido a desarrolladores y diseñadores crear productos y servicios enfocados a los consumidores.  No por prestar servicios de recobro debemos dejar de buscar la innovación. Usar Personas como guía nos permite ser más directos en comunicación y diseñar mensajes adecuados para las circunstancias concretas de cada consumidor. Porque entendemos las necesidades de los consumidores, sus vidas y lo que las rodea, podemos ayudarlos a cumplir con sus compromisos financieros.

Las Personas nos ayudan también a recordar que detrás de los números hay seres humanos.
Las Personas nos ayudan también a recordar que detrás de los números hay seres humanos.

Las Personas nos ayudan también a recordar que detrás de los números hay seres humanos. Hay dos motivos por lo que debemos recordarlo. El primero, porque nos motiva cada día a levantarnos, ir al trabajo y hacerlo lo mejor posible. A nivel personal, es reconfortante saber que nuestro trabajo mejora la vida de las personas al ayudarlas a resolver sus deudas.

A nivel personal, es reconfortante saber que nuestro trabajo mejora la vida de las personas al ayudarlas a resolver sus deudas.

El segundo es el siguiente: conocer a las personas bien, conocer los motivos de compra y de cómo paga sus compras, nos permite ser un socio para el recobro extremadamente eficaz. Porque adaptamos las estrategias según el tipo de consumidor y logramos que, si no felices, al menos sí se encuentren cómodos con nosotros. Ahora bien, ser amable no es lo mismo que ser suave. A la vista de las circunstancias personales podemos ser firmes e imparciales.

Valoramos la confianza que deposita en nosotros cuando nos pide que gestionemos las relaciones con sus propios clientes, incluso los más vulnerables.  Algunas veces actuaremos como Lindorff y, en otras, utilizaremos su propio nombre como una extensión de su propio negocio. En cualquier caso, nos aproximaremos a los clientes con estrategias diferenciadas y con un tono amable. Nuestras puntuaciones de satisfacción confirman que los clientes realmente lo valoran así.  Hable con nosotros sobre nuestros servicios de seguimiento de facturación y recobro.

Nuestras puntuaciones de satisfacción confirman que los clientes realmente lo valoran así.  Hable con nosotros sobre nuestros servicios de seguimiento de facturación y recobro.
Nuestras puntuaciones de satisfacción confirman que los clientes realmente lo valoran así. Hable con nosotros sobre nuestros servicios de seguimiento de facturación y recobro.